Al tratar cualquier tema histórico, es necesario, en primer lugar, establecer qué época se está estudiando. Es decir, hay que organizar los acontecimientos e ideas en orden cronológico. Por ejemplo, identificar si es antes o después de Cristo; si se estudiará el siglo XIII o el siglo XV.
Una vez establecida la ubicación temporal se debe conocer dónde se desarrollan los acontecimientos. Por ejemplo, si es en Europa o en América; si es en Inglaterra o en Francia, etcétera.

Los mapas
Para lograr la ubicación espacial es indispensable el uso de los mapas y familiarizarse con ellos.
Los conocimientos geográficos facilitan la comprensión de las actividades humanas; no podemos comprender cabalmente el desarrollo cultural de un pueblo si desconocemos su ámbito geográfico.
Veamos un ejemplo: en la Antigüedad, Egipto logró un prolongado desarrollo cultural gracias a su privilegiada ubicación geográfica. El río Nilo con sus crecidas mantenía fertilizada la tierra, se producían ricas cosechas, quedando excedente para comerciar. La población tenía asegurado su sustento, podía realizar otro tipo de actividades artísticas, artesanales, científicas, etcétera.
Los mapas constituyen un medio de ayuda de gran valor para los estudios sociales.
Leer un mapa significa comprender el mensaje que encierra y conocer el significado de los símbolos utilizados.
Al enfrentar un mapa, en primer lugar, hay que reconocer qué tipo de mapa es: físico, político, climático, etcétera. Una vez identificado el tema, hay que familiarizarse con la simbología utilizada, por ejemplo, ver qué representa cada color y cada signo utilizado.
La interpretación correcta de un mapa nos proporciona:

  • Conocimiento de los sistemas de representación cartográfica, escalas y símbolos.
  • Capacidad de asociación de los símbolos con la realidad.
  • Conocer una variada y completa información de las características topográficas de diferentes regiones, su clima y su producción.
  • Comprender las relaciones entre hechos geográficos y humanos.
  • Comprender la influencia que ejerce el medio físico sobre las actividades económicas y sociales.

Comprender el estilo de vida de otros pueblos en función de su hábitat